La crisis actual

Por Rafael de Luna con la colaboración de la ABPA
(Asociación Brasileña de Preservación Audiovisual)

En enero de  2019, Jair Bolsonaro llegó a la presidencia de Brasil y cerró el Ministerio de Cultura, convirtiéndolo en una Secretaría Especial. 

En septiembre se hicieron públicas denuncias sobre contratos expedidos por la Cinemateca Brasileira para dar trabajo a aliados políticos y propagar la ideología de extrema derecha del gobierno, con iniciativas tales como realizar una muestra de películas militares. 

En este mismo periodo, los servidores públicos que aún hacían parte de la institución fueron trasladados a otras posiciones federales, despidiendo–por ejemplo– a profesionales con una experiencia inigualable en el campo. La ausencia de trabajadores con estabilidad laboral ha debilitado aún más la estructura de mantenimiento de la institución que ahora es operada exclusivamente por trabajadores temporales. 

En diciembre 2019, el contrato con la ACERP que incluía la administración de la Cinemateca Brasileira, entre otras unidades, fue revocado en forma unilateral por el gobierno. La ACERP intentó firmar un contrato de emergencia. El gobierno prometió una apertura de licitación para generar un nuevo contrato administrativo antes del febrero del 2020 pero nada de esto ha acontecido. 

El 17 de enero del 2020, el Secretario Especial de Cultura, Robert Alvim, fue exonerado de cargos después de protestas generadas tras la transmisión de un video oficial en la televisión nacional el día antes con claro contenido nazi. 

A finales de enero, la Asociación Brasileña de Preservación Audiovisual (ABPA) publicó una carta abierta en defensa de la Cinemateca (cuyo contrato administrativo seguía sin renovación) y a nombre de la Cinemateca Capitólio en Porto Alegre, amenazada de ser privatizada. La carta circula abiertamente. 

En febrero 2020, uno de los depósitos de la Cinemateca Brasileira se inundó tras lluvias torrenciales que azotaron São Paulo.  Más de 100.000 DVDs de películas brasileñas fueron destruidos por el agua, pero a la fecha no se ha publicado un reporte oficial sobre el incidente. Se especula que el daño se extiende a equipo pero, a la fecha, no se ha confirmado esta información. 

Solo hasta marzo 4, 2020, la actriz Regina Duarte, seguidora de Bolsonaro sin ninguna experiencia previa en administración pública, se convierte en la nueva secretaria especial de cultura, casi dos meses después de la exoneración de Alvim. 

En mayo, la ACERP declaró no haber recibido recursos del gobierno desde la terminación de su contrato, en diciembre. Los medios de prensa reportan que la cuenta de electricidad de la Cinemateca no se ha pagado en meses y que hay amenaza de corte de servicios. Los empleados de la institución manifiesta que sus salarios también están atrasados.

El 15 de mayo, antiguos profesionales asociados a las administraciones de la Cinemateca Brasileira publicaron una carta abierta en defensa de la institución. ABPA envía una notificación al gobierno exigiendo  una explicación. 

El 20 de mayo, Regina Duarte es removida de su cargo como secretaria especial de cultura. En un vídeo, la actriz aparece junto al Presidente Bolsonaro diciendo que ahora se hará cargo de la Cinemateca Brasileira para así poder estar cerca a su familia en São Paulo. No obstante, los reportes de prensa cuestionan esa declaración ya que el gobierno no tiene control de la dirección de una institución cuya administración ha sido transferida a una entidad privada. 

El 29 de mayo, una reunión planeada entre ACEPR y el gobierno federal fracasa. La ACERP pide que se le reembolsen 11 millones de reales brasileños (casi $2.000.000 de dólares) por gastos no pagos del 2019.  Según la prensa, la ACERP había gastado $4.000.000 de reales brasileños en la Cinemateca aún no pagos por el gobierno. La prensa reporta que el gobierno planea terminar ese contrato y cerrar la Cinemateca Brasileira. . 

Ante las protestas, el gobierno negó que tuviera planes de cerrar la institución y dijo que estaba reconsiderando su reincorporación al Estado, aunque en principio nunca ha estado desligada del mismo.  En esa nota de prensa no se mencionan planes adicionales y tampoco se habla de la creciente deuda, que incluye el atraso salarial. 


Reportes de prensa adicionales han manifestado que el gobierno ya no está considerando a 

Regina Duarte para la dirección de la Cinemateca Brasileira, pero los rumores del cierre de la institución persisten. 

Ante la falta de pago salariales entre el 4 de abril al 4 de junio, los empleados de la Cinemateca Brasileira, bajo contrato con la ACERP, han empezado una colecta de fondos en línea como apoyo de emergencia. 

10.06.2020 – Actualización: Regina Duarte fue despedida oficialmente de los planes del gobierno.

Recursos:

Il Cinema Ritrovato destaca la importancia de la Cinemateca Brasileira

Por: Luciana Corrêa de Araújo / investigadora de cine

La importancia de la Cinemateca Brasileira no es solo para el cine brasileño. También es para cine en Brasil, para cine en el mundo. Y para todos.
Este programa de cine organizado por Cinémathèque Française, y puesto a disposición en el sitio web de Henri, es un homenaje al festival Il cinema Ritrovato que se celebraría ahora en Bolonia. Una de las películas es la comedia italiana de 1911 “Tontolini é triste”.
Una copia rara (¿tal vez única?) de esta película se había conservado en la colección de la Cinemateca Brasileira, lo que permitió duplicar, restaurar y exhibir el material.
Es por eso que hoy podemos ver esta comedia sensacional, una celebración metalingüística del cine que ya en 1911 demostró que es el mayor entretenimiento y que ver películas saca a la gente de la tristeza, como se confirma una vez más en estos tiempos locos de pandemia y desgobierno.
En la presentación del programa de cine, el director de la Cineteca de Bologna, Gianluca Farinelli, destaca la importancia internacional del trabajo realizado por las cinematecas y, en particular, por la Cinemateca Brasileira, que atraviesa un momento muy difícil.

CINEMATECA BRASILEIRA: UM TESOURO NACIONAL A SER DEFENDIDO A TODO CUSTO

Por: Inácio Araújo / Crítico de cine / Nocaute

INDIFERENÇA E EXPECTATIVA: DILEMAS DO TEMPO PRESENTE

Defesa da Cinemateca Brasileira exige destemor à altura do desastre anunciado no audiovisual

Por: Eduardo Escorel

PNPA (Plano Nacional de Preservação Audiovisual)

Documento elaborado por APBA (Associação Brasileira de Preservação Audiovisual) en 2016, como guía para el desarrollo de políticas y como una fuente importante para la discusión sobre preservación y el trabajo de campo en Brasil.

Sobre a crise atual da Cinemateca Brasileira

por: Rafael de Luna

Professor do curso de cinema e audiovisual da Universidade Federal Fluminense (UFF).

%d bloggers like this: